Desde la Fundación Puente Vincular, organización civil que desde hace más de 11 años acompaña a personas en situación de calle, queremos llamar a la reflexión a todo el pueblo mendocino y en particular a todos los diputados provinciales sin importar distinción política, respecto a la discusión parlamentaria del “Nuevo Código Contravencional de la Provincia de Mendoza”, la cual está prevista para el próximo miércoles 12 de septimembre del corriente año.

Entendemos que el mismo, con su actual redacción criminaliza la pobreza y las formas de trabajo popular, así como a la mujer e identidades disidentes, estigmatiza y vulnera algunos de los derechos reconocidos por nuestras constituciones y los tratados internacionales de Derechos Humanos incorporados a nuestra Carta Magna, como es el caso de la protesta social, la libertad de expresión, entre otros.

Asimismo, consideramos que esta reforma consituye una herramienta a la medida de la arbitrariedad de las fuerzas de seguridad, por la vaguedad de los tipos contravencionales que crea.

Los artículos 57, 58, 89, 90, 91, 93, 94, 95, 101, 110, 115 y 128 del actual proyecto son algunos de los que afectarían en mayor medida a las personas en situación de vulnerabilidad. La solución a estas supuestas “faltas” no se basa en multar o prohibir tales acciones y/o conductas, ya que las mismas no dependen de las voluntades individuales, sino que son emergentes de situaciones estructurales de vulnerabilidad y/o de salud, por lo que requieren de un abordaje integral, de fondo, fundamentalmente en lo que a la situación de calle compete.

Por lo anteriormente expuesto, desde la Fundación Puente Vincular solicitamos a los diputados provinciales que no legitimen, ni contribuyan a la aprobación de este proyecto de ley, que afecta clara y directamente los dererchos constituacionales y supraconstitucionales de todos los mendocinos.

Dejá un comentario